¿Hay un verdadero peso ideal?

el verdadero peso ideal

Muchas personas viven diariamente con una báscula a su lado, pues les preocupa la idea de pasar límites y sentir que tienen algunas medidas de más. Esto está directamente relacionado con aspectos culturales, pues en la mayoría de lugares, existen unos cánones de belleza que dictaminan que un cuerpo perfecto es sinónimo de la mayor delgadez.

Esto es muy perceptible en las revistas, medios de comunicación y publicidad, donde muestran modelos con medidas y un peso específico, así que muchas mujeres y hombres se obsesionan con la idea de alcanzar esos parámetros. Por otro lado, hay culturas que ven el exceso de peso como un boleto a un gran estatus social, ya que representa más poder adquisitivo, pero ambos extremos son perjudiciales.

La verdad es que no puede haber un peso específico, pues todas las personas cuentan con un cuerpo totalmente diferente, la estatura, complexión y demás rasgos determinan el peso indicado en cada caso, así que lo mejor es ajustarse a los parámetros de la medicina y así no afectar la salud.

¿Cómo se puede saber el peso correcto?

El índice de masa corporal es uno de los elementos más importantes para saber esta información, la cifra normal o más saludable en términos generales es entre 18,5 y 25. El cálculo se realiza con la división del peso en kilogramos por la altura al cuadrado en metros.

Ahora bien, si se quieren perder algunos kilos de más, la mejor opción es dejar a un lado todas esas dietas que prometen resultados inmediatos o que se basan en alimentos reducidos o el consumo de ciertos suplementos. Cabe destacar, que en la mayoría de los casos las personas que logran perder peso rápidamente, lo recuperan muy pronto y hasta ganan más del que tenían.

Lo mejor es seguir una dieta balanceada, con todos los nutrientes necesarios para el cuerpo, elegir ingredientes de calidad y hacer ejercicio de forma regular. Por otro lado, es primordial no obsesionarse con el peso.

Recomendaciones para hacer del peso una obsesión

  1. No subir a la báscula todos los días, esto promueve la obsesión, lo mejor es una vez al mes, ya que cada día puede variar según la ingesta y la expulsión de los alimentos y líquidos.
  2. Es conveniente pesarse con ropa, para no establecer una cifra exacta, sino un rango de 2 a 3 kilos.
  3. También es bueno no usar una báscula tan precisa, así no se aferra a algún número determinado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *